Actualmente estás viendo Cómo sacar más vida a tu reloj
(Tyler Harris / unsplash)

Cómo sacar más vida a tu reloj

Su reloj es una inversión. Es importante tratarlo de esa manera si desea obtener el máximo rendimiento.

Clásico relojes son como los coches clásicos. Pueden mantener, e incluso aumentar, su valor con el tiempo si se cuidan bien. Además de eso, hay mucha alegría en la propiedad, siempre y cuando funcionen bien. Aquí hay algunas ideas para exprimir hasta la última gota de vida de su reloj.

Relojes clásicos
(Tyler Harris / unsplash)

Almacenar con cuidado: El almacenamiento adecuado contribuye en gran medida a la función adecuada del reloj. Mantenga su colección de relojes almacenada a temperatura ambiente con poca humedad. Evite los cambios bruscos de temperatura y especialmente los ambientes demasiado calurosos.

Si vive en una parte húmeda del país, simplemente arroje una de esas pequeñas bolsas desecantes de sílice de su botella de vitaminas o algunos granos de arroz crudos en la caja o caja de su reloj para mantener la humedad relativa en niveles más bajos.

Haga ajustes conscientes: Los ajustes de rutina a las funciones de hora y fecha de los relojes clásicos son parte de la propiedad, pero no necesariamente algo que todos planeen. Si aborda estos ajustes con cuidado, puede mantener las cosas funcionando sin interrupción. Aquí hay algunas pautas:

  • Cuando se trata de ajustar la hora y la fecha, la regla más importante a seguir es evitar hacerlo durante la "zona de peligro" de las 9 p. m. y las 3 a. m. Esta ventana es cuando su reloj activa el mecanismo de cambio de fecha, y aflojar la corona para hacer ajustes en esta ventana puede dañar los engranajes.
  • Al cambiar la hora, recuerde siempre adelantar la hora para realizar ajustes, no retroceder. Por ejemplo, cuando "retrocede" una hora cuando finaliza el horario de verano en noviembre, simplemente avance el reloj 23 horas en lugar de retroceder una hora.
  • No le dé cuerda ni ajuste la hora del reloj mientras lo lleva puesto en la muñeca. Enganchar físicamente la corona para estas cosas mientras el reloj está en su muñeca puede provocar que el vástago se doble, que se enrolle demasiado y que la corona se afloje accidentalmente.

Una vez más, adquirir el simple hábito de hacer estas cosas con cuidado y atención es la mejor opción para evitar daños accidentales.

Evite el agua: La humedad nunca es bienvenida detrás de la carcasa de su reloj. Mantener los mecanismos internos secos y libres de óxido ayuda a preservar los engranajes, resortes y otros mecanismos delicados. Los principales puntos de entrada de agua son la corona y los pulsadores, por lo que mantener los sellos del fabricante en su lugar alrededor de estas áreas es la mejor manera de evitar que entre agua.

● La Corona – Una corona correctamente cerrada mantendrá la humedad fuera, pero muchas de las coronas de tipo push-pull pueden salirse accidentalmente de la posición completamente cerrada durante el uso normal. Si tiene este tipo de corona, siempre haga una pausa de un segundo antes de sumergir su reloj en agua para asegurarse de que su corona esté en la posición completamente cerrada.

Si su reloj tiene una corona atornillada, es mucho menos probable que se desenrosque parcialmente y afloje el sello a prueba de agua, pero una onza de prevención también vale una libra de cura aquí. Vale la pena asegurarse de vez en cuando de que esté bien atornillado.

● Empujadores – Esta es la regla simple cuando se trata de usar empujadores bajo el agua. No. El sello resistente al agua alrededor del mecanismo de empuje funciona muy bien cuando el empujador está estacionario, pero usarlo bajo el agua puede permitir que el agua atraviese fácilmente el sello.

Aborde los impactos duros: Ya sea que golpee su reloj contra el borde del mostrador mientras camina o que lo deje caer accidentalmente sobre un piso de mármol, estos fuertes impactos pueden causar mucho más daño que un pequeño rasguño en la caja.

Un cristal roto es obvio y debe llamar su atención de inmediato. Sin embargo, el daño interno a los mecanismos más finos también es posible en estos casos. Incluso los relojes más robustos deben recibir un poco de atención adicional después de haber sufrido un fuerte impacto.

Resistir el magnetismo: Los campos electromagnéticos impregnan nuestro mundo moderno. Afortunadamente, pocos de ellos influyen en nuestros relojes, pero aún tiene sentido evitar colocar su reloj en o sobre fuentes conocidas de alto nivel como cargadores de teléfonos, dispositivos electrónicos y parlantes más potentes, máquinas de resonancia magnética e incluso imanes de refrigerador.

Algunos relojes están clasificados explícitamente para soportar campos magnéticos, pero a menos que esté seguro de que el suyo está construido con esto en mente, siga con el enfoque de "más vale prevenir que curar".

Juega con precaución: Las correas personalizadas siempre han sido populares, y en estos días muchos aficionados han buscado otras formas de modificar sus relojes. Tenga cuidado si alguna vez decide abrir el reloj y jugar con las partes internas. mientras está en línea vídeos haga que algunas de estas cosas parezcan fáciles, un pequeño error de su parte puede causar muchas complicaciones.

Es una buena idea hacer una pausa antes de abrir el estuche para preguntarse si realmente se siente bien al continuar. Puede ser prudente dejar su Rolex o Cartier reparación de relojes a los profesionales y encuentra otras formas de rascarte la picazón.

¿Y esas correas personalizadas? Vuelva a verificar todos los pines o pestillos una vez que haya terminado de instalarlos. Una mala instalación de la correa puede provocar fuertes caídas o, lo que es peor, la pérdida del reloj.

Nota final aquí, cada vez que haya quitado un tornillo en la corona por cualquier motivo, siempre tenga paciencia y esté atento para enroscarlo correctamente cuando lo vuelva a colocar. Tanto el enroscado cruzado como el ajuste excesivo pueden provocar daños por humedad y otras necesidades de reparación costosas.

Manténgase al tanto del mantenimiento: Por último, pero no menos importante, el mantenimiento y el servicio de rutina son una parte importante de la propiedad de un reloj. Se debe programar una visita de servicio de rutina cada pocos años para adelantarse a posibles problemas y mantener su reloj envejeciendo como un clásico.